Blockchain + educación = Tutellus

tutellus blockchain educacion

Estudiar (y enseñar) lo que quieras, cuando mejor te venga y desde donde se te antoje… Suena mejor que el instituto, ¿verdad? Pues es precisamente lo que ofrece Tutellus, la mayor plataforma de aprendizaje colaborativo del ámbito hispanohablante. Sus cifras son impresionantes y lleva en marcha desde 2013; con eso está todo dicho.

No es el primer caso de una plataforma educativa basada en blockchain de la que hablamos en nuestro blog (recuerdo ahora la Woolf University), pero lo que hace a Tutellus interesante para nosotros es que lleva años de funcionamiento y ahora cambia de paradigma sobre la base de la tecnología blockchain.

logo tutellus

Básicamente, Tutellus es un espacio donde puedes aprender y enseñar, o las dos cosas (también puedes promocionar cursos, pero eso lo dejamos aparte). Los videocursos son el grueso de su oferta, pero pueden llegarse a configurar estudios homologados con sus créditos ECTS gracias a sus convenios con más de 80 universidades e instituciones acreditadas y, aquí empezamos, a la gran capacidad de registro que ofrece la tecnología blockchain.

Tokenización y smart contracts para una educación más abierta

¿Para qué se usará la blockchain en Tutellus? Por una parte, hay un proceso de tokenización en marcha a través de Cryptonomos para que, sorpresa, los alumnos (¡sí sí, los alumnos!) puedan ingresar algo por el fruto de su esfuerzo. Este capital podrá ser liquidado a corto plazo o invertido en lo que la plataforma ha denominad “relevancia”, esto es, visibilidad ante las empresas que acudan a Tutellus en busca de personas con formaciones específicas.

Otra faceta de esta tokenización son los pagos a los profesores, ejecutados de acuerdo con contratos inteligentes (esperemos que así puedan librarse de situaciones desagradables como las vividas en el pasado). Además, los profesores reciben una comisión cuando una empresa contrata a un estudiante gracias a alguna formación que les hayan impartido. Es difícil imaginar un sistema más justo de rcompensa.

Pero además, Tutellus servirá próximamente para financiar proyectos educativos de ONG de todas partes del mundo de forma transparente y eficaz que se harán efectivos offline o a través de la propia plataforma. Por una vez, el término “colaborativo” puede llegar a tener algún sentido, y por primera vez en el ámbito de la educación, ver resultados económicos directos por el esfuerzo de enseñar y de aprender.

Deja un comentario