¿No te acuerdas? Astroland y blockchain te ayudan a no olvidar

astroland blockchain recuerdos 1

Aunque se dice que ya está todo inventado, de vez en cuando todavía aparecen ideas que pueden sorprendernos y emocionarnos. Inspirándose tal vez en viejas historias de ciencia ficción, Astroland nos ofrece la opción de poner nuestros recuerdos a buen recaudo. Para siempre.

¿Una especie de solución para los que tenemos mala memoria? Más bien, la posibilidad de brindar un recuerdo personal a otra persona, de una forma completamente segura y certificada, más allá del tiempo y del espacio. Lo que piensas, lo que ves, lo que sientes. ¿Parece cosa del futuro? Pues espera a saber a qué se dedican en Astroland

Ya habíamos oído hablar de los testamentos digitales basados en la tecnología blockchain, pero esto va un paso más allá; se trata de conservar fragmentos de tu memoria para poder disponer de ellos a perpetuidad (da vértigo pensarlo) y pasárselos a quien tú desees. En realidad, es mucho más sencillo de lo que parece.

astroland blockchain recuerdos 1

Una cápsula del tiempo digital que nos lleva a Marte

Técnicamente es mucho más sencillo de lo que parece. La compañía del emprendedor cántabro David Ceballos nos ofrece la posibilidad de almacenar un texto, un vídeo o cualquier otro documento gráfico en formato digital en un lugar seguro: una caja acorazada en una gruta ubicada en lugar desconocido. El propietario decide a quién y cuando remitir la información almacenada.

En realidad, el proyecto es algo secundario para Astroland, una forma de monetización para fortalecer su visionario proyecto a largo plazo: las visitas a Marte. Esta autodenominada agencia interplanetaria ve posible visitar marte para 2035; y ya se están preparando para ello.

De hecho, Astroland nos ofrece la posibilidad de entrenarnos como astronautas y vivir la enriquecedora experiencia de una primera visita a Marte en una cueva cántabra de grandes dimensiones. Tres días para formar parte de los pioneros que pondrán el pie en el planeta rojo.

Diez personas en un entorno aislado que reproduce las hipotéticas condiciones de vida de los primeros visitantes que lleguen a Marte. Ropa técnica, laboratorios de investigación y cultivo, cápsulas de vida, sistemas autónomos de producción de recursos… Todo dirigido a recrear ese primer contacto marciano.

Si bien el almacenamiento de recuerdos es un uso muy tangencial de la DLT para el proyecto central de Astroland, es un caso muy ilustrativo respecto a las enormes posibilidades de aplicación de las cadenas de bloques. No todo son criptomonedas o contratos inteligentes. En las cadenas de bloques también hay sitio para la emoción.

Deja un comentario