Saisho, o la blockchain convertida en arte

saisho blockchain arte

La especie humana ha divagado mucho, muchísimo sobre el arte. Yo me he quedado apenas con que es morirse de frío; y, muchas veces, de hambre. Hecho el imprescindible chiste malo podemos centrarnos en el caso de éxito de Saisho, una galería de arte española que está entre las pioneras que están revolucionando, pero de verdad, el mercado del arte.

La idea sustentadora es, como tiene que ser en el mundillo del arte, creativa, radical, rompedora… A mí todo esto del mercado del arte me pilla lejos, la verdad, pero parece que Saisho ha conseguido dar una vuelta de tuerca al sistema de siempre para optimizarlo y permitir nuevas posibilidades que, estas sí, pueden marcar la diferencia.

logo saisho

La tecnología blockchain está detrás de todo esto (si no, no estaríamos aquí hablando de ello, claro). El sistema de registro compartido, inmutable y seguro se adapta perfectamente a la nueva forma de producir, comprar y vender arte que proponen desde Saisho; si la visión del arte de las siguientes líneas es mercantilista, recordad que hablamos de una galería de arte y que los artistas también tienen la mala costumbre de comer.

Un mercado transparente y objetivo

Las novedades vienen en tres direcciones:

  • Precios objetivos. Ahora será el cruel mercado (los compradores y vendedores, a fin de cuentas) el único responsable de la valoración de las obras de arte. La popularidad y las ventas de cada autor son lo que hace aumentar el precio de sus trabajos. Así de simple.
  • Mezenazgo e inversión. La tokenización (Saisho contará con dos tokens, STN y AT) y un ranking interno y transparente facilitan tanto el micromecenazgo remoto como la inversión en los artistas cuyo seguimiento demuestre que pueden merecer la pena.
  • Apoyo tecnológico al artista. La galería se encarga de la promoción de sus artistas de una forma acorde al siglo XXI: redes sociales, expertos en marketing digital, una app de realidad virtual y Amazon como principal distribuidor son los nuevos caminos del negocio.

El proyecto es muy ambicioso y, según ellos mismos explican, la blockchain es el soporte tecnológico central e imprescindible para que pueda desarrollarse. En los próximos tiempos veremos crecer exponencialmente el sector de las ArtTech. Quien sabe si, con el tiempo, no podremos decir que los nuevos Picasso, Rembrandt o Miguel Ángel surgieron gracias a una blockchain…

Deja un comentario