Blockchain hasta en la cocina

nevera blockchain

Ya conocíamos las neveras inteligentes que se conectan a Internet, reducen el consumo en vacaciones o te avisan cuando se te está acabando algún alimento. Pero ahora se ha dado un paso más. Wien Energie, en asociación con el gigante tecnológico Bosch, ha creado un refrigerador blockchain.

La presentación tuvo lugar en el ANON Blockchain Summit celebrado en Viena el pasado mes de abril. En una nota de prensa publicada en su web, la compañía energética explica que la nevera puede, entre otras cosas, controlar el consumo de electricidad.

A través de una aplicación, el usuario puede controlar por separado las temperaturas del compartimiento de la nevera y del congelador. Si la puerta del refrigerador está abierta, la aplicación lo alertará. También es posible ver el consumo del electrodoméstico o analizar las emisiones de CO2, entre otras características.

En unas declaraciones destinadas a los medios, el CEO de Wien Energie, Peter Gönitzer, asegura que su empresa ve la tecnología blockchain como una oportunidad para ellos. «Ya estamos probando las posibilidades en la práctica con clientes piloto. El objetivo es hacer que el tema de la energía sea más vulnerable y comprensible en el futuro. Hasta ahora, el poder simplemente está saliendo del zócalo, mientras que el Blockchain puede dar el poder a una máquina», explica.

Tú eliges de dónde proviene la energía que consumes

En el caso concreto que nos ocupa, el poder de este electrodoméstico es que el usuario puede conocer el camino que ha seguido la nevera desde su producción hasta su venta. De esta forma, queda a prueba de falsificaciones.

energia
Photo by Federico Beccari on Unsplash

Pero el objetivo final de este proyecto es aún más ambicioso. Lo que se pretende es incrementar el interés de los consumidores en el consumo sostenible de energía. Gracias a la tecnología blockchain, los ciudadanos pueden elegir la fuente de energía que quieren utilizar.

“Por cada kilovatio-hora de electricidad que recibe el refrigerador, hay una confirmación de la transacción y una clara prueba de origen. Esto significa que ya sea que la energía provenga del sistema fotovoltaico del edificio vecino o del parque eólico en el camino al trabajo, todos deciden por sí mismos”, afirman desde Wien Energie.

Prueba piloto en marcha

La nevera blockchain aún no está a la venta, pero los asistentes al evento pudieron ver el prototipo. Ahora, la compañía ha seleccionado a tres clientes para hacer una prueba piloto durante los próximos meses.

Este no es el único proyecto relacionado con la tecnología de la cadena de bloques que tiene en mente Wien Energie. Tal y como explican en el comunicado del que nos hemos hecho eco, la compañía austriaca se ha asociado con la empresa de interfaz de blockchain Riddle & Code para implementar una infraestructura de energía descentralizada.

Será en un área de desarrollo urbano que no ha trascendido. En la iniciativa, que se pondrá en marcha dentro de pocos meses, participarán un centenar de residentes. Mediante medidores inteligentes, podrán averiguar el grado de efectividad que supone el poder seleccionar las tarifas de electricidad.

Deja un comentario