Conoce los diferentes tipos de blockchain

Solemos hablar de la tecnología blockchain como si solo existiera un tipo, pero lo cierto es que blockchains hay varias. La diferencia entre unas y otras radican en las funcionalidades, protocolos de consenso, flexibilidad de la administración de la red o las reglas para validar las transacciones.

A lo largo de este artículo podrás conocer los diferentes tipos de blockchains que existen: pública, privada, híbrida o federada y blockchain como servicio.

1. Blockchain pública

Son las cadenas de bloques sin permiso. Es el caso, por ejemplo, de Bitcoin, Ethereum o Litecoin. Estas redes tienen las siguientes características:

• Son transparentes.
• Permiten el acceso de cualquier persona.
• Lo único que hay que hacer es descargar la aplicación y conectarse con un determinado número de nodos.
• Los usuarios son anónimos.
• No hay administradores.
• Para validar las transacciones se siguen los denominados protocolos de consenso.
• A veces se ofrecen recompensas por minados de bloques.
• La base de datos puede ser mantenida por todos los usuarios que lo deseen.
• La base de datos se encuentra almacenada de forma masivamente distribuida.

Resumiendo, una cadena de bloques pública es descentralizada (todos los nodos de la red son iguales), distribuida (cada nodo tiene una copia actualizada), consensuada (de forma general), abierta y aun así, segura.

2. Blockchain privada

Son las cadenas de bloques con permiso. La mayoría de los usuarios no consideran a estas redes como blockchain, pues en ellas, el control lo ejerce una única entidad que se encarga de mantener la cadena, dar permisos a los usuarios que quieren participar, proponer transacciones y aceptar los bloques.

Además, la base de datos se encuentra almacenada en servidores centrales y no está abierta al público. Solo se puede acceder a ella mediante una invitación.

La industria financiera es la que más uso está haciendo de esta red privada.
Aquí podríamos enmarcar a Universa, Hyperledger (con Iroha, Sawtooth o Fabric), R3, Ripple, Chain o Quorum (JPMorgan).

3. Blockchain híbrida o federada

Son las que utilizan los gobiernos, asociaciones y empresas en las que se producen grandes cantidades de transacciones. Normalmente no están abiertas al público general y la gestión corresponde a varias entidades. Otra diferencia con las redes blockchain públicas es que no tienen una criptomoneda asociada y que no recompensan el minado de bloques.

En cambio, sí que utilizan un software de código abierto, del tipo Hyperledger, Corda, EFW o Multichain. Ejemplos de red blockchain híbrida son BigchainDB o Evernym.

También podríamos incluir aquí la Enterprise Ethereum Alliance, en la que participan el Banco Santander y el BBVA. Combinan la blockchain pública de Ethereum y su propia plataforma privada.

4. Blockchain como un servicio (BasS)

Empresas como IBM (Hyperledger Fabric), Microsoft (R3, Hyperledger Fabric o Quorum) o Amazon (Digital Currency Group) ofrecen servicios de blockchain en la nube.

Deja un comentario