El pasaporte sanitario basado en blockchain se probará en España en julio

pasaporte sanitario blockchain espana julio 1

Seguimos a vueltas con el COVID-19, como no podía ser de otra manera. Pero esta vez, aparte de buena voluntad, no encontramos con un caso real de aplicación con fecha concreta y un objetivo definido. Se llama hi+Card y será un pasaporte sanitario digital basado en la tecnología blockchain.

La iniciativa procede de dos empresas españolas, la canaria TDDS y la castellanoleonesa Air Institute, y cuenta con el apoyo de la OMT y IATA, entidades con un enorme peso específico que ya se han comprometido con este proyecto de forma efectiva. El primer ensayo se producirá en un vuelo entre Madrid y Canarias que se realizará en julio de este mismo año.

La iniciativa de crear un pasaporte sanitario no es nueva, pero los responsables de este pasaporte encarnado en aplicación móvil parecen decididos a que se convierta en el revulsivo (o más bien el balón de oxígeno) que la industria turística está reclamando a grandes voces. No en vano el gobierno canario se felicita por ser el teatro de operaciones experimental de la que promete ser la gran campanada blockchain del año.

Una aplicación móvil con datos médicos fuertemente segurizada

pasaporte sanitario blockchain espana julio 2
No sé si con esta máscara en el aeropuerto…

El mecanismo es simple: el viajero se descarga una aplicación conocida como hi+Card; desde dicha aplicación se accederá a la información que suban centros sanitarios reconocidos acerca de la inmunidad del usuario; esa información será tenida en cuenta en los sistemas online de venta y reserva de billetes.

El pasaporte sanitario será de uso voluntario. En principio las aerolíneas podrían combinarlo con el uso de tests rápidos y mascarillas para distribuir a los pasajeros “seguros” entre el pasaje no inmune a modo de pantallas humanas para mejorar la seguridad de todos, aparte de facilitar la trazabilidad en caso de registrarse nuevos brotes.

Los padres de la criatura insisten en la seguridad de los datos y el control del usuario sobre los mismos; contará con dos niveles de encriptado y autenticación de doble factor, y el titular de los datos tendrá la libre disposición de los mismos, utilice o no su identidad digital. Se estima, según nos cuentan aquí, que Hyperledger Besu sería la blockchain elegida.

Con toda la prudencia del mundo, este caso de uso de blockchain podría marcar un antes y un después no solamente en la industria del turismo, sino en el ámbito de la identidad digital y la gestión de datos sanitarios. Se podrá decir lo que sea de 2020, pero no que esté siendo un año aburrido…

Deja un comentario