¿Te gustaría saber de dónde viene tu comida? Blockchain te lo dice

blockchain carrefour

A estas alturas ya no queda ninguna duda de la infinidad de aplicaciones que tiene la tecnología blockchain para facilitarnos la vida. Incluso para mantenernos informados sobre cuestiones tan importantes como la alimentación.

¿No te gustaría saber de dónde viene la comida que te llevas a la boca y cómo ha sido manipulada? En parte ya es posible gracias a iniciativas como la que está desarrollando Carrefour.

La cadena francesa de establecimientos de alimentación ha puesto en marcha un proyecto que utiliza la tecnología blockchain para informar a sus clientes de la trazabilidad de los productos que están comprando.

Un código QR da información completa de los alimentos

Lo hará por medio de un código QR que se incluirá en la etiqueta de los alimentos. De esa forma, los consumidores podrán acceder a toda la información desde sus smartphones.

De momento la iniciativa se está desarrollando en los supermercados de Francia con los pollos. El código QR aporta información sobre el lugar y el modo de cría, el nombre del ganadero, el tipo de comida que ha ingerido o si ha recibido tratamientos con antibióticos, entre otros.

Según ha anunciado Carrefour en un comunicado, dicho lanzamiento se enmarca dentro del plan de transformación ‘Carrefour 2022‘ que ya había sido anunciado a finales del pasado mes de enero. Su objetivo: «Lograr que los clientes puedan consumir mejor, convirtiéndose en el líder mundial de la transición alimentaria para todos».

Uno de los pilares de ese plan es, precisamente, «ofrecer a todos los consumidores, todos los días, una alimentación de calidad, fiable, accesible en todas partes y a un precio razonable».

Beneficios de llevar el blockchain al súper

Es por eso que además de al pollo ‘Auvergne Filière Qualité Carrefour’, la tecnología blockchain también se aplicará en productos como los huevos, la leche, el queso, el tomate, las naranjas, el salmón y la carne picada.

La información sobre los productos la proporcionarán todas las personas que forman parte de la cadena de suministros, desde los productores a los distribuidores, pasando por los procesadores. La base de datos será «segura y a prueba de manipulaciones«, afirma la compañía.

Al final, con el uso de la tecnología blockchain en el sector alimentario todo el mundo sale ganando. «los consumidores se beneficiarán de una mayor transparencia; los productores podrán mejorar su producción y conocimiento; y la marca se asegura una base de datos segura y la garantía de una mayor seguridad alimentaria», declaran desde Carrefour.

No es la primera vez que oímos hablar de acciones parecidas. En Estados Unidos, Walmart también ha implantado un sistema similar en sus frutas. Con una sencilla aplicación móvil, los consumidores pueden consultar todos los detalles de estos productos.

 

Deja un comentario