Un pasaporte blockchain para Canadá y Países Bajos

pasaporte

Tienes organizado un viaje al extranjero y un día antes entras en pánico porque no encuentras el pasaporte. ¿Te suena esa situación? Dentro de poco, los ciudadanos de Canadá y Países Bajos no tendrán ese problema.

El Foro Económico Mundial anunciaba hace unos días que ha dado luz verde al proyecto de estos países para sustituir el pasaporte físico por una app que almacena y encripta los datos.

Gracias a las posibilidades que ofrece la tecnología blockchain, los ciudadanos de Canadá y Países Bajos no necesitarán llevar el pasaporte consigo cuando viajen. Con que no se olviden el smartphone en casa, será suficiente. Por su parte, a los agentes de aduanas les bastará con echar un vistazo a la plataforma Known Traveller Digital Identity (KTDI).

Por si hay dudas sobre la privacidad de la aplicación, el WEF (siglas en inglés del Foro Económico Mundial), ha asegurado que no es posible compartir la información sin el consentimiento del usuario.

Además, ha explicado que las compañías aéreas y las autoridades migratorias reciben una parte de la información antes de que los visitantes lleguen a su destino.

Acelerar el flujo migratorio

Lo que se pretende con esta aplicación blockchain es confirmar la identidad del usuario mediante unos datos biométricos, que pueden ser las huellas digitales o el reconocimiento facial.

aeropuerto
Imagen: Erik Odiin vía Unsplash

Se espera que cuando esta iniciativa pase de estar en pruebas a utilizarse de forma habitual, se puedan acelerar los procesos del flujo de pasajeros. Al mismo tiempo, se estarían evitando posibles fraudes de cara al futuro.

El WEF calcula que para el año 2030 unos 1.800 millones de personas estarán volando al extranjero. Esto es un 50% más que las cifras de 2016. El incremento se notará aún más en las economías emergentes de Asia, América Latina, África y el Medio Oriente, que coparán el 57% de todas las llegadas internacionales en 2030.

El problema está en que, con los sistemas actuales, los aeropuertos no pueden seguir el ritmo. La solución la ofrece este proyecto. “Mediante el uso de identidades digitales interoperables, los pasajeros se benefician de un sistema eficiente para un viaje seguro y sin problemas. Dará forma al futuro de la aviación y la seguridad”, ha señalado Christoph Wolf, director de movilidad en el WEF.

El primer viaje, en 2020

Hasta final de año se estarán realizando las pruebas necesarias con la aplicación KTDI. La intención es que en 2020 ya se pueda realizar el primer viaje digitalmente verificado.

Conseguir acelerar el flujo de pasajeros en los aeropuertos “podría aliviar la presión sobre una industria que se enfrentará a un rápido crecimiento en los próximos años”, recalca el WEF.

Pero para lograrlo, será necesaria la cooperación de varios agentes, desde los gobiernos mundiales hasta los proveedores de tecnología, pasando por la industria de la aviación y las autoridades fronterizas.

Deja un comentario