Blockchain-as-a-Service: ¿qué proveedor elegir?

blockchain service proveedor elegir 2

Conforme más y más compañías van aprovechando las ventajas comparativas que implican la tecnología blockchain, los servicios BaaS se van popularizando a pasos agigantados; están camino de convertirse en un servicio externalizado más, como otros tantos a los que recurren las empresas. Y, como con cualquier otro servicio, ¿cómo saber elegir el proveedor de BaaS adecuado?

Lo primerísimo es saber qué es BaaS. Una cadena de boques ofrece grandes beneficios, pero es costosa a la hora de desarrollarse y mantenerse. ¿Puedes contratar los servicios de una compañía que te permita hacer uso de esta tecnología y se encargue de su implementación y mantenimiento en lo que a tu empresa se refiere? Sí, claro; ese servicio se llama Blockchain-as-a-Service o BaaS.

Ya supondrás que numerosos proveedores se han lanzado a ofertar este servicio, al que recurren sobre todo pequeñas y medianas empresas. Los más conocidos son los gigantes de siempre, que han creado sus propias plataformas BaaS en la nube, aunque hay muchos otros, más pequeños y especializados. ¿Cuál elegir? No eres el primero que se lo plantea…

blockchain service proveedor elegir 1

A cada cual según sus necesidades

Lógicamente, tu elección dependerá de las características de tu empresa y de lo que necesites. En este artículo se reseñan los factores más importantes para tomar la decisión; he aquí un resumen para vagos y anglófobos:

  • Servicios backend: Al final, se trata de acoplar la tecnología blockchain a tus programas y sistemas para que todo fluya, así que un buen servicio es esencial.
  • Integración de smart contracts: Los contratos inteligentes son esenciales, más te vale que tu BaaS no te complique la vida en este sentido.
  • Blockchain permisionada: O sea, que para “entrar” se necesite un permiso; seguramente no quieres que los datos que manejes estén al alcance de cualquiera…
  • Protocolos de consenso identitarios: Asunto capital para la funcionalidad del servicio; trabajas “en casa”, no entre pares anónimos, apuesta por la seguridad y la agilidad.
  • IAM: Una identity access management (gestión del acceso por identidad) fiable y segura es consecuencia inevitable de los dos puntos anteriores.
  • Versatilidad de marcos y tiempos: Tal vez necesites usar diferentes plataformas blockchain (lo que se llama interoperabilidad); asegúrate de que tu BaaS lo soporta.
  • Respaldo comunitario: Cuanto mayor es la comunidad de desarrolladores, implementadores y fans de un servicio, mayor adaptabilidad garantiza.

Ya ves que, como con cualquier otro servicio que contrates, la elección de tu BaaS dependerá de tus necesidades como empresa, por un lado, pero también de tus gustos y de tu presupuesto. Al final se trata, como siempre, de echar cuentas y, si encuentras algo mejor, comprarlo.

Deja un comentario