Cuento de Criptonavidad

criptonavidad

La tecnología blockchain es eso, una tecnología, una herramienta cibernética para intercambiar bienes con valor entre personas de cierta manera (fiable, descentralizada, segura etc.). Pero, además (y eso ocurre con muchas otras cosas por el estilo), resulta que aglutina pasiones, sentimientos, emociones y una cierta forma de ver el mundo.

Como la Navidad está aquí, es el momento para hablar de todo esto: de esas líneas invisibles que vinculan emocionalmente a los que participan y forman parte de una u otra manera del universo de las cadenas de bloques. Del corpus cultural que están contribuyendo a formar. Este Cuento de Criptonavidad va claramente en esa línea, de la que además es uno de los más claros exponentes.

bolas de navidad cripto

¿De Dickens? No, la autora es Zuleika Salgado, aunque la inspiración en el clásico navideño del clásico inglés es innegable. Argumento para los muy perezosos: La gruñona stablecoin Mann visita la aldea Pueblo Bitcoin en Navidad para fastidiar la fiesta, pero debe rendirse a la evidencia de la bondad del ideal de la contabilidad distribuida. Una buena metáfora que de verdad merece la pena leerse.

Blockchain fuera de blockchain

Pero esto no va sólo de las engañosas stablecoins. Nada escapa a las ansias de recreación del universo blockchain: religión, mascotas, películas… por no hablar de la imaginería asociada al mundo DLT. La potencia de la idea (que es lo que resalta el cuento que nos sirve de excusa) es capaz de encandilar y apasionar intensamente a miles de personas.

Para mí, más bien un outsider, todo esto resulta impresionante. Como muestra, un botón: Tokenville, un universo narrativo que gira en torno a la idea de blockchain y las criptomonedas, con historias como las de Mann O’Thaur, Crypto Detective o Deus ETH, con aventuras gráficas, loterías y artefactos para los miembros de la comunidad.

Vamos, que si quieres trabajar sobre blockchain, hoy es posible; pero eso es lo de menos. Lo que te define como un verdadero integrante de la nebulosa comunidad blockchain es leer sobre blockchain, divertirte con chistes internos, rezar a dioses distribuidos, hacer amigos igual de “blockchainizados”, llevar una camiseta con la cara de Buterin, reírte de ciertos memes… La subcultura blockchain está en plena efervescencia y tú también puedes formar parte. ¿No es emocionante?

Deja un comentario