El bootcamp de Kubide, vivero de ideas blockchain

kubide vivero blockchain 1

La capacidad de emprendimiento y las buenas ideas no siempre van de la mano; cuando ambos ingredientes se dan en un mismo caso, las opciones de éxito se disparan. Sin embargo, faltan todavía dos elementos fundamentales para prosperar: por un lado, el saber hacer; y por otro, el capital necesario para que la inspiración, el talento y el esfuerzo se vean recompensados.

Kubide es una compañía madrileña que puede reunir todos esos elementos y dar a cualquier startup el impulso que le hace falta para triunfar. Se define como techbuilder, es decir, como una corporación especializada precisamente en desarrollar, lanzar y asesorar buenos proyectos con la tecnología como motor principal para convertirlos en entidades con garantías de éxito.

https://www.instagram.com/p/BvliTzIhZpB/?utm_source=ig_web_copy_link

Ahora han puesto en marcha un bootcamp con el que ofrecen a nuevos actores del sector la opción de crear unas bases sólidas para su proyecto. Cuentan con la experiencia, los contactos y las competencias necesarias para que una buena idea pueda convertirse en una realidad con las mayores garantías para florecer en el competitivo mercado del sector tecnológico. Fintech y blockchain están en su punto de mira…

Contextualización, aterrizaje, desarrollo, encendido y despegue

Estas serían las cinco fases por las que pasa cualquier embrión de proyecto en el seno del bootcamp durante un periodo inferior a un año. De la mano de Kubide, se profundiza en la idea, se define de forma realista, se desarrolla técnicamente hablando, se pone en funcionamiento y se audita durante sus primeros pasos. ¿Qué más se puede pedir?

Para ser uno de los elegidos, las ideas prometedoras han de presentarse a la compañía, cuyos expertos las evalúan y se encuentran con los equipos fundadores; porque, según indica con acierto su COO, Fernando Ávila, tan importante es la idea como el nivel de compromiso del emprendedor que está detrás.

A cambio, los nuevos proyectos contarán con un socio tecnológico, dirección técnica, un equipo profesional y servicios de mentoring a lo largo de todo el proceso. Vivimos días en los que los avances tecnológicos (y la blockchain es el ejemplo perfecto) pueden marcar la diferencia a décadas vista, y las grandes empresas son bien conscientes de ello. Por ello, hoy más que nunca, una idea vale su peso en oro. No desperdicies la tuya.

Deja un comentario