¿Qué es una sidechain?

sidechain 2

A lo mejor ya has oído hablar de ellas, a lo mejor todavía no, porque han comenzado a aparecer de forma relativamente reciente, a pesar de llevar varios años rondando por ahí en forma teórica y fantasmagórica: estamos hablando de las sidechains o cadenas laterales, que se presentan como una forma práctica de optimizar el funcionamiento de las cadenas de bloques.

La blockchain Bitcoin es hoy por hoy enorme en todos los sentidos. Y puede resultar lenta (10 minutos entre cada confirmación es poco, pero, para algunos de sus usuarios, es un mundo). Por no hablar de que es imposible “conectarse” con otras cadenas de bloques, complicando muchas transacciones. Y que, tanto por su diseño como por su volumen, es difícil (por no decir imposible) introducir correcciones y cambios…

esquema de sidechain
El esquema de sidechain del libro blanco de Blockstream

En fin, que varias mentes privilegiadas han dado con una solución llamada sidechain o cadena lateral. Son las Liquid, Lisk, Cirrus, Wave y otras, que ya están en el candelero, como “apéndices” de las principales blockchains. Es lógico, dado que las cadenas laterales pueden tener diversos usos, básicamente la realización de transacciones aceleradas, el testeo de nuevas ideas o la puesta en marcha de dApps.

En serio, qué son…

Hay muchas metáforas para explicar qué son las sidechains: engranajes, cajas negras, lazos y un largo etcétera; Personalmente me gusta imaginármelas como “bucles temporales” más o menos largos y flexibles que terminan reencontrándose con la cadena de bloques en el mismo punto del que partieron: el “nudo”. Dependen totalmente de la cadena, pero ampliando sus funcionalidades.

Ese nudo es lo que los técnicos llaman “two-way peg” o “conector de dos vías”. En resumen, permite el paso de una transacción de una cadena a otra. ¿Más detalles?

  • Se hace una transacción a una dirección “especial”, y los activos (o datos) quedan inmovilizados mientras no se demuestre que no se están utilizando en otro lugar.
  • Confirmada la transacción, la cadena notifica la prueba a la cadena lateral, que crea una “imagen espejo” de esos activos; permanecerán inmovilizados en la cadena principal, pero pueden usarse en la lateral.
  • Terminado el proceso lateral, sea el que sea, se puede volver por el camino andado a la cadena principal.

La agilidad y la flexibilidad para realizar pruebas son las dos principales bazas de las sidechains y que las han convertido en el nuevo producto estrella del universo blockchain. Un producto que aporta versatilidad y enriquece la tecnología, más allá de los usos que se le puedan dar. Sin duda, seguiremos oyendo hablar de ellas.

Deja un comentario