DLT, IoT y patatas fritas

dlt iot snacks

Cuando abres un paquete de patatas fritas o de galletas saladas, ¿nunca te has preguntado con suspicacia de dónde viene todo eso y cómo ha sido producido? La trazabilidad de productos es ya uno de los ámbitos consagrados a la implementación de soluciones blockchain por su agilidad, fiabilidad y economía.

Si hace un par de años parecía que el espectro estaba restringido, en el caso de los bienes de consumo alimentarios, a productos ecológicos o de comercio justo, hoy se ha ampliado enormemente. Los consumidores, cada vez más conscientes, queremos saber qué comemos, de dónde viene y cómo fue producido.

Ahora, el enorme mercado de los snacks entra en la esfera DLT gracias a un desarrollo tecnológico de Siemens, que ofrecerá mayor transparencia al ciclo de vida de estos productos, con los que nuestras exigencias en cuanto a calidad comienzan a ser realmente altas. Sigue leyendo, te contamos los detalles.vending machines en Japón

Escanea un código QR para saberlo todo

Siemens es una de esas empresas que no necesita presentación. La tecnología, las comunicaciones y la energía son lo suyo. También los desarrollos de soluciones de automatización y software, como con MindSphere, un sistema operativo abierto de IoT en la nube con un enorme horizonte de posibilidades para conectar personas, cosas y sistemas.

MindSphere es el “lugar” donde se produce la magia. El código QR que incluye cada producto da acceso a una completa gama de información almacenada allí, que incluye desde los productos empleados hasta las fechas del proceso de distribución, pasando por todos los detalles de elaboración y manipulación del producto.

¿Y la ventaja? Para el cliente final, saber de dónde viene cada ingrediente, cuándo se produjo y cómo se almacenó. Para el productor, conocer cada detalle de la cadena y poder detectar fácilmente cualquier error para corregirlo y optimizar el proceso. Y todo ello de forma rápida y sencilla. En esta infografía puede que te quede más claro.

En realidad, lo que es realmente emocionante de todo esto es asistir en vivo y en directo a la popularización de una tecnología, la DLT o blockchain, que hace apenas un par de años parecía poco más que una promesa futurista. Esto no son los coches voladores del año 2000. Esto es de verdad, y ya lo tienes en la mano.

Deja un comentario