Vottun, el lenguaje común entre distintas blockchains

vottun lenguaje comun blockchain 1

Los dorados horizontes de la tecnología blockchain atraen a un gran número de personas con ideas y con espíritu emprendedor, lo que hace que la competencia por formar parte de la vanguardia sea feroz. No es fácil hacerse un hueco. Todo indica que Vottun lo está consiguiendo.

Nos estamos habituando a ver aparecer el nombre de la compañía liderada por Luis Carbajo y Rohan Hall en la prensa especializada. En abril nos hablaban de su desarrollo de plataformas BaaS de certificación para numerosos (y enjundiosos) clientes y la creación de APIS para comunicar distintas cadena de bloques, y en junio hemos sabido del éxito de su ronda de inversión con Bbooster Ventures.

Vottun parece haber encontrado en el desarrollo de middleware una verdadera mina de oro. Asentados en Barcelona y en Silicon Valley, los sectores de los seguros, la farmacia, la energía y la alimentación son su nicho de mercado. La certificación y trazabilidad, su caña de pescar.

esquema protocolo Vottun

Credenciales digitales y “blockeducación”

El principal aporte de Vottun en el ecosistema blockchain son las plataformas de certificación e interoperabilidad entre distintas cadenas de bloques. Aunque la estandarización es el objetivo principal de muchos de los habitantes del Universo blockchain, parece una realidad todavía remota.

Las credenciales digitales de Vottun tienen un impacto mayor en el mercado laboral y en el ámbito de la compliance, agilizando y abaratando procesos tradicionalmente lentos y costosos. Entidades públicas, instituciones académicas, empresas de todo tipo, gastan mucho tiempo y dinero en emitir y comprobar documentos acreditativos.

Así, se trate de diplomas académicos, certificaciones profesionales, licencias especializadas o credenciales que acreditan experiencias, Blockeducate ofrece una e-cartera universal que constituye una especie de pasaporte personal donde se recogen todos los logros de una persona a lo largo de su vida. El acceso e intercambio a estos datos es rápido, seguro e inmutable, como buena solución blockchain.

Esa e-wallet universal tiene la virtud de ser interoperable desde distintas blockchains. Es decir, no importa si la institución X certifica tus estudios a través de Ethereum con el lenguaje Solidity, mientras la empresa que quiere contratarte tiene un sistema basado en Hyperledger con el lenguaje Chaincode. Todos se entienden en Blockeducate.

La unificación de los sistemas de pago del transporte de Madrid, en la que Vottun colabora con Banco Santander, es otro de esos ejemplos de interoperabilidad. Facilitar la comunicación entre blockchains es evitar la creación de nichos estancos y permitir que la información fluya de forma segura y verificable. Es disminuir, abaratar y agilizar nuestros trámites diarios. Es, en definitiva, hacernos la vida más fácil.

Deja un comentario