CryptoSolarTech, la producción de monedas virtuales sostenibles

Ya habíamos hablado de proyectos blockchain sostenibles y de criptomonedas para luchar contra el cambio climático. Pero no habíamos dicho que fabricar monedas virtuales no es barato, en parte por la gran cantidad de energía que necesitan los servidores.

Lo bueno es que una startup española (malagueña, para más señas) ha conseguido el dinero necesario para comenzar con la producción de monedas virtuales sostenibles. CryptoSolarTech es un proyecto pionero a nivel mundial, cuyo objetivo es la puesta en marcha de la mayor granja minera de criptomonedas a través de energías renovables.

Pioneros en el minado sostenible

Para democratizar el acceso a la minería de criptomonedas de una forma responsable, la startup ha creado CST Token, que a su vez permite la participación en la plataforma CST Mining, basada en el minado de una forma sostenible.

De momento, CST Mining está en versión Beta, pero es posible acceder a ella. Solo tienes que registrarte, loguearte para acceder al panel de usuario y depositar los tokens CST. La plataforma empezará a minar por ti y podrás ver la evolución en el panel de usuario.

60 millones para plantas fotovoltaicas

¿Cómo se logra reducir los costes de energía y aumentar la productividad? En este caso concreto, sus fundadores han diseñado un modelo de negocio con el que producirán energía solar gracias a plantas fotovoltaicas en el sur de España que serán capaces de generar hasta 45MW. “Apostando por la tecnología y energías renovables, creemos en la innovación consciente y conectada con los grandes retos a los que nos enfrentamos actualmente”, aseguran.

Para conseguir financiación (se calcula que han conseguido recaudar 60 millones de euros), CryptoSolarTech emitió 1.260 millones de tokens, de los cuales puso a la venta el 80% (a un precio de entre 0,05 y 0,10 euros). Serán los propios inversores quien elijan si quieren producir alguna criptomoneda en particular o si le dejan la decisión a CryptoSolarTech en función del mercado.

Por el momento ha comprado 90 hectáreas de terreno en las localidades sevillanas de Marchena, Cantillana, Salteras, Palomares del Río y Alcalá de Guadaira. La primera ya está produciendo y lista para conseguir la energía necesaria para que funcionen los equipos informáticos.

 

Deja un comentario