0xΩ, la religión de la blockchain

detalle de dólar

En el principio fue el Verbo. Y luego, la Contabilidad Distribuida, benditos sean sus bits. Podría ser el principio de la Criptobiblia, si es que existiese tal cosa; que no existe, que yo sepa y de momento; lo que sí que existe ya es la religión blockchain. Como dicen en el excelente artículo de Wired de donde hemos sacado la noticia, ni siquiera resulta sorprendente.

Alto, no nos echemos todavía las manos a la cabeza. O sí, pero bajad vuestras antorchas, populacho y jerarcas enfurecidos. Estamos ante un ejercicio artístico, una invitación a la reflexión y una forma de financiación de actividades no lucrativas, con un barniz religioso que no pretende ser ofensivo. Más o menos (ya se sabe que no ofende quien quiere, sino quien puede).

vitalik buterin mirando al cielo
Fuente: www.financialpost.com

Técnicamente, 0xΩ (pronúnciese “Cero por Omega”) es un protocolo de consenso en la blockchain Ethereum. Los participantes en esta religión descentralizada y sin sacerdotes-intermediarios (por supuesto) podrán tomar decisiones teológicas y canónicas sobre la misma (creando y apoyando memes y, a través de consenso, lo que denominan tótems), así como donar dinero a las causas que consideren adecuadas.

Que Satoshi nos coja confesados

Cero por Omega apareció hace unos meses en el contexto de Seven on Seven, un rollo artístico neoyorquino. No te digo nada y te lo digo todo. Matt Liston (lo recordarán de Augur, interesantísimo proyecto heterodoxo hasta las cachas) y Avery Singer aparecieron con zapatos decorados con llamas y trajes decorados con billetes, repartiendo trozos de billetes inflacionarios antiguos con claves de Ethereum.

Por supuesto, hay una imitación de las religiones tradicionales: un “Flame Paper”, un primer tótem, juegos de palabras como “criptofeta”… Pero también una crítica más o menos velada a la monetización del sentimiento religioso, a la opacidad de los manejos económicos de muchas iglesias y, en el fondo, al tinte religioso de muchos fanáticos de la tecnología blockchain.

Liston no pretende ser ni el gurú ni el principal beneficiario económico de 0xΩ. En un sentido amplio es otra de esas nuevas “religiones” más bien críticas y un poco estrambóticas. Ni siquiera es novedad en el universo blockchain. En un sentido más estricto, una reflexión artística sobre los paralelismos entre tecnología y religión. Si te interesa saber más sobre ella y estar al tanto de sus avatares, aquí queda el enlace para los tuiteros.

Deja un comentario