¿Quiénes son los cypherpunks?

Si estás en la órbita de la tecnología blockchain y tienes los ojos y las orejas algo abiertos seguramente ya hayas visto aparecer en algún sitio el término “cypherpunk”. Hoy vamos a dedicar un post a este interesante e importante movimiento porque está en la génesis de las cadenas de bloques, y somos de esos que creen que es importante saber de dónde surgen las cosas.

El cypherpunk es el nombre de un movimiento sin líderes que aboga por el uso de la criptografía para garantizar la privacidad de los individuos. El germen apareció a mediados de los años 80, cuando la criptografía era todavía cosa de espías y gobiernos, sobre la base de trabajos de personas del ámbito de la tecnología, básicamente un texto de David Chaum y el trabajo de criptografía de código público de Whitfield Diffie y Martin Hellman.

El término fue acuñado como un juego de palabras en una de las primeras reuniones de un grupo convocado por Tim May, John Gilmore y Eric Hughes a finales de 1992; una treintena de personas que discutían acerca de política, filosofía, privacidad, anonimato, reputación y cómo manejarlo técnicamente. Crearon una lista de correo con ese nombre que para finales de los años 90 contaba con unos 2000 suscriptores.

Estos tíos hacen del mundo un lugar mejor, sí o sí

¿Esas 2000 personas son los cypherpunks? Bueno, son los originales. Es evidente que el mundo online es el espacio en que se desarrolla esta batalla contra el control gubernamental de los datos de sus ciudadanos en un principio, que hoy ha incluido la protección de nuestros datos frente a grandes compañías. Os sonarán Facebook, Whatsapp, Google, en fin…

Los principios son pocos y sencillos: las personas tienen derecho a comunicarse o intercambiar bienes y servicios de forma privada y anónima, sin ser supervisados o censurados, y con el derecho de que nadie sepa que están “ocultando” algo. Ideas fundamentalmente libertarias (o liberales, que a veces me lío), pero muy importantes en estos tiempos granhermanianos que corren.

¿Qué qué tiene que ver esto con la tecnología blockchain? Pues mira, la lista de correo original no eran cuatro frikis precisamente. Estaban Jacob Appelbaum (creador de Tor), Adam Back (HashCash, Blockstream), Bram Cohen (BitTorrent), Marc Horowitz y Philip Zimmermann (PNP), o el ubicuo Julian Assange. Y nos acercamos… ¿Nick Szabo? ¿No? Y Satoshi Nakamoto, ¿te dice algo?

Deja un comentario