Efectos del COVID-19: más monedas digitales centralizadas

efectos covid bancos

El impacto de la COVID-19 se ha dejado sentir en todos los sectores. La banca no ha sido ajena a ello. Pero como suele ocurrir cuando hay una crisis, siempre surgen nuevas oportunidades. Un informe del Banco de Pagos Internaciones (BIS) publicado hoy mismo, concluye que la pandemia puede impulsar el desarrollo de monedas digitales propias de los bancos centrales.

Otra de las conclusiones es la bajada de los pagos en efectivo como medida para protegerse de posibles contagios. En cambio, se ha incrementado la reserva de efectivo en los hogares y se ha registrado un importante aumento de los pagos electrónicos.

La tendencia al alza de los pagos digitales ha dejado patente la necesidad de realizar cambios. Fundamentalmente, facilitar el acceso a este sistema a las personas vulnerables, puesto que la pandemia ha puesto sobre la mesa «las deficiencias de los sistemas de pagos, sobre todo para los pobres y quienes no tienen acceso a servicios bancarios».

Las CBCD, una oportunidad para el cambio

Precisamente la emisión de CBCD es una de las oportunidades que tienen los bancos centrales para comenzar con la renovación.

mapa mundial legalidad criptomonedas 1

«La emisión de CBDC no es tanto una reacción a las criptomonedas y las propuestas de ‘stablecoin‘ del sector privado, sino más bien un esfuerzo tecnológico enfocado por parte de los bancos centrales para perseguir varios objetivos de política pública a la vez», puede leerse en el informe. De esa forma, se quiere dejar clara la diferencia entre una moneda digital de un banco y otra de una compañía privada.

El BIS habla, además, de dos tipos de CBDC y analiza sus pros y contras:
1. Mayorista, es decir, de instituciones financieras.
2. Minorista, para todos los consumidores.

«Bancos centrales de todo el mundo están redoblando sus esfuerzos para
estudiar CBDC, ya sean mayoristas o minoristas, con el objetivo de crear
instrumentos de pago seguros y fiables para operar en la economía digital»,
explica en este sentido Benoît Cœuré, Jefe del Innovation Hub del BIS.

Y añade: «Paralelamente, la coordinación internacional de las políticas en este ámbito puede garantizar que todos los avances de los sistemas de pagos favorezcan una mayor eficiencia, integración transfronteriza, seguridad, inclusión financiera e innovación».

Foto destacada: cortesía de Clay Banks https://unsplash.com/@claybanks para Unsplash.

Deja un comentario