Cypherpunks, el espíritu de la cadena de bloques o blockchain

cypherpunks blockchain 1

Antes de que se desarrollara blockchain, los cypherpunks se conjuraron en las redes. Si analizamos la palabra, cypherpunk es una expresión en inglés que podría traducirse por “cifrado punk” o “encriptado punk”. Se trata de transcribir un mensaje o codificarlo de acuerdo con una clave, puesto que se quiere proteger. ¿Y por qué punk? Sirva para esclarecer esta cuestión indagar en las raíces del movimiento punk.

La palabra punk tiene que ver con los conceptos “marginal”, “despreciable”, “descontento”, “inesperado”, “fuera de tiesto”. Está relacionada con la sencillez y con un estilo directo y potente, no exento de violencia, siempre afín a los discursos anarquistas. Su imagen es agresiva y transgresora, con gusto, y podría resumirse bajo el lema anti-dogmas “hazlo tú mismo”. He aquí la clave que nos acerca a la intención de estos que han dado en llamarse cypherpunks.

Es posible establecer una ligazón con el término cyberpunk, que compendia un género cinematográfico, literario –artístico, en resumen- de costumbre encuadrado en una sociedad hipertecnológica donde las máquinas y los poderes político y económico han desnaturalizado la sociedad humana. Los cypherpunks serían los activistas rebeldes que denuncian ese futuro tecnológico inevitable resistiendo contra los tejemanejes de los poderes reseñados.

espionaje en la red

La criptografía: el arte de la comunicación secreta

Conforme a lo que dice Eric Hughes en el Manifiesto de los Cypherpunks, germen de la cadena de bloques, la privacidad es necesaria para una sociedad abierta en la era electrónica, y aclara que la privacidad no es secretismo, sino la capacidad de revelarse selectivamente al mundo. En una transacción, por ejemplo, mantener la privacidad sería que solo se conociera lo estrictamente necesario. Si mi identidad se revela en el mecanismo de una transacción, no tengo privacidad, sino que estoy obligado a mostrarme a ojos de todos.

Existe un libro de Julian Assange llamado “Cypherpunks: La libertad y el futuro de internet” basado en sus diálogos con cyberactivistas reconocidos. En él disertan sobre las implicaciones del uso de internet y cómo afrontar el problema del control totalitarista por parte de gobiernos y empresas. Es un hecho que a mayor desarrollo en las comunicaciones mayor vigilancia, de lo que se extrae que uno de los problemas principales del uso de internet es el espionaje.

Ante semejante problema estos actores, muchos de ellos impulsores de blockchain, concluyen con que la criptografía es la única alternativa. La privacidad en una sociedad abierta requiere de la criptografía. Encriptar es indicar que se desea la privacidad. Cómo hacer para que los participantes de una comunicación obtengan la clave del cifrado, a fin de que se establezca la comunicación deseada, plantea problemas nuevos; pero si algo tienen claro estos cypherpunks, es que ningún gobierno o gran corporación puede garantizar la privacidad sin obtener ganancia de ello.

Deja un comentario