MOBI, un consorcio que se mueve

mobi consorcio automocion 1

La movilidad es un tema que nos preocupa a todos, está claro, pero a los fabricantes de coches mucho más, está claro también. Con una revolución de las comunicaciones en ciernes y otra energética a la vuelta de la esquina, los grandes de la automoción no pueden permitirse perderse el salto tecnológico de la blockchain. Para ello, unen fuerzas en el consorcio MOBI.

MOBI (Mobility Open Blockchain Iniciative) es un consorcio abierto e inclusivo, tal y como se declara en su nota de prensa inaugural, orientado a facilitar el salto tecnológico en el sector articulando los intereses de todos los participantes para poder hacer, en un sentido genérico, la movilidad más accesible, asequible y segura. Y para ello cuentan, y mucho, con la tecnología blockchain.

web de MOBI

Aunque quienes más destacan en el consorcio son los fabricantes de coches (General Motors, Groupe Renault, Ford, BMW y Toyota, entre otros), también hay en el ajo fabricantes de piezas (Bosch o ZF), proveedores de servicios de transporte público y peajes, empresas tecnológicas especialmente vinculadas a las cadenas de bloques (Accenture, Hyperledger, ConsenSys o IBM) e instituciones de investigación o regulación.

Las posibilidades de desarrollo son enormes

Entre los objetivos más concretos del consorcio podemos distinguir los siguientes:

  • Identidad y trazabilidad de vehículos y componentes.
  • Optimización de las cadenas de suministro.
  • Gestión de micropagos.
  • Comercialización de servicios de transporte colectivos.
  • Tarifas basadas en el uso.
  • Gestión de datos para vehículos autónomos.

Como se observa, algunos de estos objetivos son compartidos por distintos sectores económicos interesados en blockchain, y otros son más específicos del mundo de la automoción. La web del consorcio nos presenta varios casos de uso relacionados con blockchain:

  • Autenticación de conductores mediante SSI (Self-Sovereign Identity) y VC (Verifiable Credentials); algo así como un carnet de conducir digital.
  • DOVU, una plataforma de tokenización de pagos relacionados con el transporte (aparcamiento, vehículos compartidos, combustible…).
  • V2X sería un sistema cooperativo de detección de obstáculos y planeamiento de rutas, un ambicioso proyecto que permitiría, por ejemplo, que los vehículos autónomos compartidos pudiesen prever un atasco y tomar rutas alternativas distintas.

El consorcio, que echó a andar a mediados de 2018, promete ser un actor central en el escenario del negocio del motor y la movilidad en general en los próximos años. Se avecinan cambios dramáticos y, por supuesto, nadie quiere quedarse fuera. En este sector lleno de volantes y ruedas, MOBI mueve ficha.

Deja un comentario